Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Río de Janeiro’

Vista desde la cumbre del Corcovado

Vista desde la cumbre del Corcovado

No es raro encontrar este gentilicio en la prensa en español, con el significado de ‘brasileño’ o de ‘natural del estado brasileño de Rio de Janeiro’. En realidad, carioca se aplica sólo a los habitantes de la ciudad de Rio de Janeiro, que es la capital de ese estado y lo fue de todo Brasil hasta 1960, cuando se fundó Brasilia. (más…)

Read Full Post »

Gráfica de Marcelo Saratella.

Gráfica de Marcelo Saratella.

Febrero 3

En 1899, las calles de Río de Janeiro enloquecieron bailando la música que inauguró la historia del carnaval carioca.

Esa gozadera se llamaba O abre alas: un maxixe, invención musical brasileña que se reía de las rígidas danzas de salón.

La autora era Chiquinha Gonzaga, compositora desde la infancia.

A los dieciséis años, los padres la casaron, y el marqués de Caxias fue padrino de la boda. (más…)

Read Full Post »

Gráfica de Marcelo Saratella.

Gráfica de Marcelo Saratella.

Enero 22

En este día de enero de 1808, llegaron a la costa de Brasil, sin pan y sin agua, los extenuados navíos que dos meses antes habían partido de Lisboa.

Napoleón pisoteaba el mapa de Europa, y ya estaba atravesando la frontera de Portugal cuando se desató la estampida: la corte portuguesa, obligada a cambiar de domicilio, se marchaba al trópico.

La reina María encabezó la mudanza. Y tras ella fueron el príncipe y los duques, condes, vizcondes, marqueses y barones, con las pelucas y los fastuosos atuendos que después heredó el carnaval de Río de Janeiro. (más…)

Read Full Post »

Gráfica de Marcelo Saratella.

Noviembre
27

En 1901, culminó la rebelión de la marinería brasileña.

Los sublevados habían amenazado, mediante cañonazos de advertencia, a la ciudad de Río de Janeiro:

Basta de azotes, o haremos polvo la ciudad.

A bordo de los buques de guerra, los latigazos eran costumbre, y con frecuencia morían los castigados.

Y al cabo de cinco días triunfó el motín, y los látigos fueron arrojados al fondo de las aguas, y los parias de la mar desfilaron, aclamados, por  las calles de Río. (más…)

Read Full Post »

Gráfica de Marcelo Saratella.

Noviembre
17

Hoy murió, en 1959, el músico brasileño Heitor Villalobos.

Él tenía dos oídos, uno de adentro y otro de afuera. (más…)

Read Full Post »

Gráfica de Marcelo Saratella

Gráfica de Marcelo Saratella

Julio
19

El príncipe João, portugués, hijo de la reina María, visitó la playa del puerto de Río de Janeiro, por consejo médico, en 1810.

El monarca se zambulló calzado y metido en un barril.  Tenía pánico de los cangrejos y de las olas.

Su audaz ejemplo no fue imitado. Las playas de Río eran basureros inmundos, donde los esclavos vaciaban, en las noches, los desperdicios de sus amos. (más…)

Read Full Post »

MST

Israelito, ese sobrino trotamundos a quien tanto quiero y admiro, anda de cumpleaños. Qué podré desearle a este nadador sino mucha salud y éxito en la vida, aunque a decir verdad todos decimos que nació de pie. ¿Por qué será, gallego? Y que me perdone Hilda por decirle así; eso es de su cosecha. Yo me alegro mucho de que la vida te depare todo lo que ansías, porque has luchado siempre, ella en verdad no te ha regalado nada.
Te recuerdo tan cariñoso y contento siempre. Y me encanta que me diga que soy su Tole Tante o su Tía Loca; ese alias me persigue desde hace tanto tiempo…

MST

Eres el encargado de que viaje por el mundo a través de postales. Y sabes, la primera me la enviaste desde Moscú, cuando estudiabas. Por supuesto que encabeza las otras, y aunque no sea la foto de un lugar, tiene una gran importancia para mí, porque me recordabas.
Por suerte, internet nos mantiene unidos en el espacio, y así nos podemos comunicar casi a diario, “vernos”. Y muy importante también, puedo leer esos relatos postviajes trotamundos, que me sacan de la rutina y me llevan a países lejanos y cercanos gracias a la imaginación (mía y tuya).
Esa dedicatoria de tu primer libro me emocionó tanto:

Dedicatoria

Y me satisface que sigas escribiendo. No dejes a un lado el libro que tienes en mente, quiero ser su correctora también, pero no te demores demasiado; la vida da tantas vueltas…
Hablando de tus relatos, son tan reales que leyéndolos caminé por el cielo, sentí en mis ojos la mirada de un tigre, conocí los 4 músicos de Bremen, asistí a la ópera de las ballenas, bailé en los carnavales de Río de Janeiro y de Colonia, subí al Pan más grande del mundo, me mojé en las cataratas del Niágara, navegué por los ríos peligrosos de Costa Rica, visité la isla sin noche, fui al Picadilly Circus…

Piccadilly Circus
Siempre estaré esperando las narraciones de sus viajes, para seguir disfrutando las historias de este sobrino trotamundos:

Historias de un Trotamundos 2

 

Read Full Post »

« Newer Posts