Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Roberto Sosa’

El poeta César Cando me ha enviado este poema dedicado a Roberto Sosa, poeta hondureño fallecido recientemente. Gracias, César.

CUANDO MUERE EL POETA

Roberto Sosa

Homenaje al poeta Roberto Sosa

Solfea el río
en la melena del sauce distraído;
baja en jolgorio
bailando en los panes de piedra.

Declama el mar
de rodillas en la playa.

Ríe inclinado el sol
en las hojas de tabaco.

Cuando muere el poeta,
los pobres flamean
de este a oeste
al compás de un himno
de peces somnolientos.

…Y los pájaros
en saeta
cruzan borroneando un verso
en la piel del mediodía.

…Y el viento
es un trompo ahuecado
en la mano de un niño.

Cuando muere el poeta
la lluvia es un campanario
conversando
con un Dios dormido.


Vea además: ROBERTO SOSA: VIVO EN UN PAISAJE DONDE EL TIEMPO NO EXISTE. LUIS MANUEL PÉREZ BOITEL

Read Full Post »

El poeta, ensayista y periodista hondureño Roberto Sosa, Premio Casa de las Américas 1971, falleció ayer. El poeta remediano Luis Manuel Pérez Boitel le rinde homenaje:

ROBERTO SOSA: VIVO EN UN PAISAJE DONDE EL TIEMPO NO EXISTE

Roberto Sosa y Luis Manuel Pérez Boitel

    Los poetas Roberto Sosa y Luis Manuel Pérez Boitel.


Si, yo vivo aquí, o más bien muero. /  Aquí donde la sombra purísima del niño / cae en el polvo de la angosta calle.  Nada me haría negar, decirle al mundo, que volviera a descubrir nuevamente bajo el cielo de Tegucigalpa al poeta Roberto Sosa  cuando me daba la bienvenida aquella noche de abril, que me abrazaba y dedicaba alguno de sus libros, con cierto sigilo, durante los días en que visité su país. Ganador como yo del premio Casa de las Américas, me había confiado su amistad y cariño bajo una hermosísima dedicatoria de su Antología personal, que en su cuarta edición publicaba la Editorial Atlántida, la que precisamente inaugura con un extraordinario texto dedicado a la capital del país.  Creo que uno de los poemas más hermosos que he podido leer que tiene como leit motiv la ciudad. Y es que las manos del poeta habían ya fraguado la imagen de Los pobres, como titularía al poemario galardonado en 1968 con el importante Premio Adonais.

La ciudad es también una especie de estuario donde el bardo inaugura ciertos puertos, ciertos paisajes que en el poema se ofrecen como si edificara desde ese empeño del “ser” la dimensión del otro, es decir, la ciudad.

(más…)

Read Full Post »