Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘soledad’

Los importunos

Carnaval de Río Carnaval de Río – Brasil

Publicado originalmente en sueco bajo el título Ensamma är vi alltid tillsammans (Solos estamos siempre juntos), en el diario Svenska Dagbladet, el 18 de octubre de 1997. Dicha versión sueca puede leerse en La Rana Dorada. He preferido realizar una traducción casi literal de esta crónica en lugar de escribirla de nuevo en castellano. CV.

Vivir la soledad es, presumiblemente, un placer para la mayoría de las personas en esta galaxia. De otro modo no estaríamos tan frenéticamente ocupados en establecer límites, legislar sobre prohibiciones, aplicar reglas restrictivas y cerrar puertas.

Por todas partes se ven signos y señales que advierten sobre la humana nostalgia de la soledad.

Esta pulsión, común a todo el género humano, es tan poderosa que algunos quieren estar completamente solos en la soledad.

Octavio Paz escribió hace más de medio siglo un luminoso ensayo con el título El…

Ver la entrada original 1.189 palabras más

Anuncios

Read Full Post »

Mujeres milicianas, óleo de Ernest Descals

Mujeres milicianas, óleo de Ernest Descals.

Maruja, Libertad, Marina y Soledad:

Cuatro muchachas en el frente que yo he conocido; que he hablado con ellas unas horas nada más, y que me parecen recuerdos antiguos e inolvidables.

¡Maruja, Libertad, Marina y Soledad!

Cuatro muchachas del frente.

Cada una de ellas tiene una vida. La mayor apenas tiene dieciocho años. (más…)

Read Full Post »

Gráfica de Marcelo Saratella.

Gráfica de Marcelo Saratella.

Enero
7

Soledad, la nieta de Rafael Barrett, solía recordar una frase del abuelo:

Si el Bien no existe, hay que inventarlo.

Rafael, paraguayo por elección, revolucionario de vocación, pasó más tiempo en la cárcel que en la casa, y murió en el exilio. (más…)

Read Full Post »

Soledad
Sentado en la puerta de mi cabaña
canto en voz baja.

La mañana, a mis pies,
me mira con sus puros ojos de doncella.
Por el camino ríen y cantan los enamorados.

¡Y nadie viene a acompañarme!

Sentado a la puerta de mi cabaña
sueño a las nubes.

El mediodía me contempla con sus quietos ojos.
En la floresta dorada se miran los amantes.

¡Y nadie viene a acompañarme!

Sentado a la puerta de mi cabaña callo, nostálgico.
La tarde me mira con sus ojos de cervato.

Hacía el río, en la penumbra morada,
se esfuman las parejas.

¡Y nadie viene a acompañarme!

Sentado a la puerta de mi cabaña
suspiro y estoy triste.

La noche me mira con sus ojos estrellados.
En el aire cálido palpitan
besos y caricias.

¡Y nadie viene a acompañarme!

Rabindranath Tagore, poeta hindú y Premio Nobel de Literatura

Read Full Post »

Poesía
Reconociendo al ciervo por la cabeza
y su manera de lamer
el reflejo la hermosísima piel,
falto de cariño,
como un común animal
y no un animal en extinción.
Lo importante es no perder sus huellas
sin tener en cuenta
cuántos no estarían
dispuestos a seguir a un ciervo,
caminar tras el rumbo del animal
que desconoce la existencia de fronteras.

(más…)

Read Full Post »