Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Tenerife’

idioma-bereber-amazigh-kZhC--620x349@abc

Grabado rupestre de El Julan, en El Hierro, descubierto en 1873 por Aquilino Padrón – ABC

Santa Cruz de Tenerife, Actualizado:

Un grabado rupestre que alude a un hijo, descendiente o miembro del clan de los Cemidán confirma que en Fuerteventura y Lanzarote se empleó un lenguaje líbico antiguo escrito con caracteres latinos, lo que vincula a sus pobladores con grupos étnicos del antiguo territorio de Numidia.

El estudio ha sido realizado por los arqueólogos José Juan Jiménez, conservador del Museo Arqueológico de Tenerife, y María Antonia Perera, del Cabildo de Lanzarote, coautores de dos ponencias científicas presentadas en las XVII Jornadas de Estudios sobre Lanzarote y Fuerteventura celebradas recientemente en Arrecife. (más…)

Read Full Post »

IMG_0206

Quisiera.
¡Yo no sé lo que quisiera!
Hoy rebosa mi pasión.
Quisiera amarte, no amarte,
arrancarte el corazón.

1951

El deseo, mujer, cuando te miro,
me domina de forma miedosa,
que, turbado mi aliento, no respiro,
y mi voz, si es que hablo, es temblorosa.

1952

*Tinerfeño periodista, escritor y poeta. Nació en Candelaria (Tenerife), el 2 de diciembre de 1930 y falleció el 29 de septiembre de 1997.

Read Full Post »

Mi querida amiga Esther Fernanda Carballo Pacheco me ha enviado, desde Santa Cruz de Tenerife, dos libros: La toponimia guanche (Tenerife). Nueva aportación a la lingüística aborigen de las Islas Canarias y Remembranza isleña, de la autoría de su esposo, Buenaventura Pérez Pérez.* Gracias, Esther, por tu amabilidad.

La recopilación de topónimos no sólo supone una satisfacción —sentimental y romántica, si se quiere— por el mero hecho de aproximarnos a voces que se asomaron a labios de los guanches sino que, mirando más allá de la arboleda orteguiana,  nos puede ayudar a reconstruir y situar nuestra posición en la naturaleza de un tiempo pretérito en el que las huellas del hombre acariciaban la tierra a diferencia del tiempo presente en el que se profana y ultraja aquello que supone nuestro sostén vital. Y es que, aunque resulte cuasi paradójico, es posible abordar la recomposición de muchos acontecimientos históricos mucho mejor desde la toponimia aborigen que desde una toponimia del presente ajena, muchas veces, a lo que fue mucho más real por natural.

Alberto Rodríguez Álvarez

El prólogo de Remembranza isleña lo escribió Esther Fernanda. También la nota de contracubierta, en que  nos adelanta:

El trabajo de Buenaventura Pérez comienza en los años sesenta por su amistad con don Víctor Zurita Soler, como colaborador del diario vespertino La Tarde, para continuar posteriormente en los periódicos El Día y La Gaceta de Canarias. No hay duda del tesoro que guarda esta recopilación, ya que podemos acceder tanto a sus poemas como a sus artículos, nacidos de sentimientos tan profundos como los que pueden aflorar del amor materno. De esta manera, con auténtica pasión, nos revela entresijos de la lucha canaria o, entre otros muchos aspectos, nos descubre sus experiencias vividas en los años de estadía en Liberia… Asimismo, el libro también nos muestra su calidad literaria, que destaca por un rigor que casi roza el purismo.

*Buenaventura Pérez Pérez (Candelaria, 1930-Santa Cruz de Tenerife 1997). Funcionario, contable, traductor, colaborador periodístico e investigador de la toponimia guanche y de la lucha canaria. Apasionado por la búsqueda de las raíces isleñas. Asimismo, sus artículos periodísticos sobre el deporte vernáculo de la lucha canaria obtuvieron premios y destacaron por su rigor formal y de contenido.

Read Full Post »

En el año del Centenario del poeta Antonio Hernández Pérez, publico este poema suyo que tomé del blog Sentado en el Aire:

EL VIAJE

Como un eco
quedó su voz vibrando
en la hortaliza, su regadera
en un rincón, dormida la pequeña azada
enemiga de los terrones duros.

Papalote

Las calles recuerdan
el paso nervioso de sus canastas.
Abrió los ojos en plena noche,
vio nacer al dueño del bodegón oscuro.
Los domingos iba con nosotros
a empinar su rumoroso dragón de papel.
Ya hablaba de su país lejano,
de su remoto padre.

Todos lo vimos ir una tarde bajo la lluvia.
Nos dejó su dragón, la regadera
y la pequeña azada.
No se llevó nada de este mundo.

Nació en Santa Cruz de Tenerife, Islas Canarias, el 21 de mayo de 1909, pero lo consideramos villaclareño y cubano porque cuando tenía solo un año su familia viajó a Cuba y se estableció en Yaguajay. No obstante, se encuentra en internet como poeta canario también. Murió el 5 de julio de 1975. La casa de cultura Manuel Corona, de Caibarién, tiene instituido el Premio Especial de Soneto Antonio Hernández Pérez.

Otros posts sobre Antonio Hernández Pérez:

Centenario del poeta Antonio Hernández Pérez
 

De la poesía inédita de Antonio Hernández Pérez

De pronto y con su voz en el centenario de un poeta

Read Full Post »

100 añosEn el centenario del poeta Antonio Hernández Pérez, quiero darles a conocer sobre su vida y su obra poética. Nació en Santa Cruz de Tenerife, Islas Canarias, el 21 de mayo de 1909, pero lo consideramos villaclareño y cubano porque cuando tenía solo un año su familia viajó a Cuba y se estableció en Yaguajay. No obstante, se encuentra en internet como poeta canario también.

Antonio Hernández PérezFue uno de los fundadores del diario Juventud. Desde que tenía 20 años fungió como corresponsal de varios periódicos nacionales.

Luego se trasladó a Caibarién, donde realizó lo fundamental de su obra poética, y una destacada labor de promoción cultural vinculada principalmente al fue copropietario de una peletería. Fundó en 1967 el taller literario de Caibarién y más tarde, la revista Con la Mies en Parva. Autodidacto. Adoptó la ciudadanía cubana en 1944. Por esa época era miembro del grupo Villa Blanca y fue uno de los fundadores de la revista Archipiélago.

Colaboraciones suyas aparecieron en Archipiélago (Caibarién), de la que formó parte de su consejo de redacción; y en El País Gráfico, Vanidades, Surco, Cúspide (Central Merceditas, Habana), entre otras publicaciones nacionales. Después del triunfo de la Revolución asistió a encuentros de escritores noveles auspiciados por el Consejo Nacional de Cultura.

También fungió como presidente de un taller literario municipal desde 1969 hasta 1975. En el concurso 26 de Julio recibió menciones por sus poemarios Contigo comparto la poesía y En la ventana abierta, en 1969 y 1973, respectivamente. En 1973 su cuaderno de poesía «Entre la muerte, lunas rojas» fue recomendado para publicarse luego de obtener mención en el concurso Casa de las Américas, y el de poemas para niños «En enero, la flor», ganó mención en el de La Edad de Oro y fue incluido, junto con otros textos de Emilio de Armas y Fidel Galbán, en la antología Poesía (1974). Creaciones suyas también fueron recogidas en Poesía social cubana (1980) y publicadas en Verde Olivo, Unión, Casa de las Américas, La Gaceta de Cuba, Romances, así como en Vamos y Huella (Santa Clara), Hogaño (Camajuaní), Boletín del Poeta (Santiago de Cuba) y Con la mies en parvas (Caibarién).

Miembro fundador de la peña literaria Antonio Escobar. Dejó inéditos al morir, el 5 de julio de 1975: «Contigo comparto la poesía», «En la ventana abierta», «Yo digo mi valle» y «Mares como estos», e infinidad de poemas. La casa de cultura Manuel Corona, de Caibarién, tiene instituido el Premio Especial de Soneto Antonio Hernández Pérez.

Desde 2000, a instancias de la poetisa María Elena Salado y su Peña, conmemoran en Caibarién el Día de la Poesía Local cada 21 de mayo.

De jurado junto a René Batista Moreno
De jurado junto a René Batista Moreno.

En vísperas de la XVII Feria Internacional de Libro, 2008, se presentó en el Café Literario de Santa clara el libro La poesía no se detiene, una antología de lo mejor de su poesía, que publicó en 2007 la editorial Idea, de Islas Canarias, y con la introducción testimonial del reconocido investigador y amigo suyo, René Batista Moreno, y durante la edición XVIII de este evento de los libros, en 2009, se desarrolló un panel dedicado a su centenario en el Centro de Patrimonio Cultural Provincial de Villa Clara.

Publicó los títulos: Viento sin pautas (Talleres Gráficos de Tamayo, La Habana, 1947); De pronto sales con tu voz (UNEAC, La Habana, 1971) (Premio de poesía Julián del Casal, UNEAC, 1970); Los árboles (Instituto Cubano del Libro, La Habana, 1975) (Mención en poesía en el concurso 26 de Julio, 1974), y Palo verde (1978) (Mención en poesía en el concurso 26 de Julio, 1975).

Fotos: Cortesía de René Batista Moreno 

Read Full Post »