Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘The Token’

Tomado de Poemas escogidos, de. El libro lo publicó la Editorial de Arte y Literatura y los poemas los tradujo Jesús David Curbelo. El poema en inglés está tomado de Luminarium: Anthology of English Literatura.


LA PRENDA

Envíame alguna prenda que me deje vivir,
o a mis inquietos pensamientos deje dormir y descansar;
envíame alguna miel que endulce mi colmena,
que en mi pasión yo pueda esperar lo mejor.
No mendigo una cinta elaborada con tus propias manos
que anude nuestro amor en la tensión fantástica
de la recién tocada juventud; no el anillo que muestre la firmeza

de nuestra dilección, que, como aquel, es circular y llana,
así podrán nuestros amores confluir en el candor;
no, no los corales que tu muñeca abrazan,
totalmente enlazados a un tiempo en congruencia,
para mostrar a nuestros pensamientos cómo reposarían
en igual asidero;
no, no tu retrato, aunque es lo más grato,
y más deseado, porque mejor se imita lo mejor;
no ingeniosos versos, que son los más prolijos
entre los escritos con que tú has arengado.

No envíes esto, ni aquello, a aumentar mi provisión,
Sólo jura que tú crees que te amo, y nada más.

THE TOKEN

Send me some tokens, that my hope may live
Or that my easeless thoughts may sleep and rest ;
Send me some honey, to make sweet my hive,
That in my passions I may hope the best.
I beg nor ribbon wrought with thine own hands,
To knit our loves in the fantastic strain
Of new-touch’d youth ; nor ring to show the stands

Of our affection, that, as that’s round and plain,
So should our loves meet in simplicity ;
No, nor the corals, which thy wrist enfold,
Laced up together in congruity,
To show our thoughts should rest in the same hold ;
No, nor thy picture, though most gracious,
And most desired, ‘cause ‘tis like the best
Nor witty lines, which are most copious,
Within the writings which thou hast address’d.

Send me nor this nor that, to increase my score,
But swear thou think’st I love thee, and no more.

John Donne (Londres, 1572-1631). Poeta y predicador. Procedente de una familia católica, estudió en Oxford y Cambridge. Aunque brilló como orador y prosista religioso, la mayor parte de su obra poética se publicó póstumamente. Con el tiempo devino símbolo de los llamados poetas “metafísicos”, mas pronto cayó en el olvido y sólo en el siglo XX fue reivindicado por autores como Elliot y Yeats, que admiraron en él la mezcla de vigoroso sentimiento y pensamiento elevado, en medio de una oleada de imágenes que van del hermetismo a la flexibilidad rítmica del lenguaje hablado, sin perder sensibilidad ni lirismo. Principales colecciones de poemas: Song and Sonnets, Epigrams, Elegies, Epithalamions, Satyres, an Anatomie of the World, Divine Poems.

Otro poema de John Donne en Verbiclara:

Hechicería por un retrato / Witchcraft by a picture

Read Full Post »