Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘títere’

títere.jpg

(Ver también marioneta).

Es palabra de etimología desconocida, aunque empleada desde muy antiguo en español. Corominas refiere varias de las propuestas formuladas, pero acaba por preferir la de Covarrubias, que reproducimos del original, con ortografía actualizada:

[…] los maestros que están dentro, detrás de un repostero y del castillo que tienen de madera, están silbando con unos pitos, que parece hablar las mismas figuras, y el intérprete que está acá fuera declara lo que quieren decir, porque el pito suena ti ti y se llaman títeres. (más…)

Read Full Post »

fantoche

Se usa para denominar a una ‘persona grotesca, desdeñable’, ‘neciamente presumida o estrafalaria’ y también un ‘muñeco grotesco, a veces movido por hilos’, según la definición académica. (más…)

Read Full Post »

Todos los días paso por la sede de Drippy cuando vengo a trabajar, y me gusta la idea de que mi antiguo kindergarten, y otrora lavadero público construido en Santa Clara en el siglo XIX gracias a Marta Abreu, la Benefactora, acoja a quienes se empeñan en brindarles a los niños un teatro muy especial: entretenido y didáctico. El recién graduado de periodista Yoelvis Lázaro se ha encargado de hacerle una radiografía a Drippy, la que tengo el gusto de ofrecerles:

RETABLO DE SUSTOS PARA PÚBLICO SINCERO

Por Yoelvis Lázaro Moreno Fernández

Drippy

Los actores Anita, Mary y Wilfre
en el ensayo de una revista de variedades.
Foto: Yoelvis L. Moreno Fernández

A muchos pequeños la palabra Drippy les resulta pegajosa y hasta fabuladora. Lo cierto es que bajo ese nombre, con el que llamaron a una gotica de agua en un libro de cuentos de 1970, la actriz villaclareña Margot Álvarez Oliva lleva más de 17 años rindiéndole culto al arte de las tablas, al frente de una agrupación que se distingue hoy en Cuba por pensar y repensar de manera diferente el teatro para niños.
Desde aquel 1o. de junio de 1992 en el que dio los pasos fundacionales, a Margot le place definir al teatro como un simpático susto, algo que no deja morir sus neuronas. «Y cuando se dedica a las primeras edades de la vida ese sobresalto es mayor, porque se necesita acaparar la atención de un auditorio sumamente dinámico.
«Generalmente actuamos en círculos infantiles o para los grados iniciales de la enseñanza primaria, aunque también lo hemos hecho para jóvenes y adultos.
«Apostamos por combinar el teatro humano o teatro en vivo con el teatro de muñecos, pues hoy se percibe un interés en sustituir el retablo tradicional por el actor con el títere en la mano, que es lo que los niños verdaderamente desean descubrir», explicó.

(más…)

Read Full Post »