Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘traducción’

504af791189f403f9b87d70a486033cd--644x362

Siempre se ha dicho que que el idioma español es uno de los más ricos del mundo. Sin embargo, un pequeño repaso por otras de las lenguas habladas en el planeta nos descubre una enorme cantidad de palabras que es imposible traducir sin necesidad de emplear perífrasis o circunloquios.

Muchas de estos vocablos, tal y como muestra una extensa recopilación publicada en el blog «Yorokobu», ganador del Premio Especial del Jurado en la séptima edición de los Premios Bitácoras, hacen referencia a sentimientos, circunstancia que hace imposible su traducción en una sola palabra, puesto que pierden gran parte de sus matices al trasladarlas a su posible equivalente en español. (más…)

Read Full Post »

Este es el título del ensayo de Gary Daré que les propongo a mis lectores. Verbiclara fundamentalmente publica poesía, y aquí encontrarán historia, planteamientos de diferentes escritores, versiones, la traslación idiomática, la traducción de los signos polisémicos. Además, las ilustraciones son de la pintora alemana Luisa Richter, devenida venezolana. En la búsqueda del nombre de sus pinturas, solamente encontré el nombre de dos de sus cuadros, si alguien sabe el de los que faltan, por favor, les agradezco me lo digan. Gracias.

LOS SENTIDOS DE LA TRADUCCIÓN DEL POEMA

Por Gary Daher

La traducción es una variación que es lícito ensayar. ¿Por qué no suponer que cada traducción es un borrador nuevo de la obra anterior? No sé por qué siempre se piensa  mal de los traductores y sin embargo todos estamos de acuerdo en que la literatura rusa es admirable. Yo la conozco poco, pero estoy de acuerdo. Y sin embargo, la conocemos a través de traducciones, muy pocos de nosotros conoce ruso. Estoy convencido de que una novela como El sueño del aposento rojo, una vasta novela china, no menos modificada que la de los rusos, es admirable y la conozco a través de dos traducciones. La traducción alemana y la traducción inglesa, y en cuanto a la poesía, nadie duda de que en el Antiguo Testamento y en los Evangelios hay admirable poesía y no todos nosotros conocemos el hebreo o el griego, es decir, creemos en las traducciones. La traducción es un género lícito, desde luego. Es un absurdo negarlo.

Jorge Luis Borges


Gary DaherLos orígenes de la poesía son anteriores a la literatura escrita. Podemos imaginar que en ese pasado remoto el hombre ejercitó el cantó y la danza. Y en ese ejercicio la poesía nació como una hermosa simbiosis de palabras, música y danza para expresar las poderosas emociones que en su interior bullían en torno a la religión y el amor. Quiero decir, la expresión en palabras, danza y canto de lo trascendente.

Consideremos en esto a los varios pueblos antiguos, como los sumerios, los asirio-babilónicos o los judíos, quienes acudían a la poesía como una expresión comunitaria y ritual. A la temática religiosa y del amor, que en sí son la misma en el origen, y que incluye aquellos que transmiten el mal,  se le fueron sumando, con el tiempo, cantos de labor y canciones de juegos, entre otras.
bhah06daher02.jpg
Con el tiempo la expresión poética del cuerpo y la de la palabra, antes indivisible, se ha ido separando, mientras que la música se ha escondido en la acentuación, el ritmo y la fuerza de las palabras, algo particular de cada poeta, acaso de cada poema. Ahora la poesía se trata de textos escritos.

Los poemas guardan imágenes. Baste recordar los jeroglíficos egipcios que basan su comunicación en imágenes, construcciones metafóricas de similar impacto al de la poesía. O el caso del haiku japonés que propone en su mínima expresión una imagen que trasciende profundidades.

Se ha afirmado que el poema es una caja de resonancia y desde ella “el sentido estalla, viaja, difiere”. También se ha dicho que “el poema parte las palabras, se parte, arma y desarma melodías, tonalidades” (“Traducción de poesía”, Delfina Muschietti, Universidad de Buenos Aires), a lo que debemos agregar visiones e imágenes, guardando un ritmo único hecho de un cuerpo de intensidades. Tal que para traducir un poema hay que estar atentos a esas intensidades que llegan de esa forma singular. Traducir el poema será, entonces, hallar el modo de repetir del original. Pero aquí aguarda una trampa. No existe el original en el sentido clásico de la palabra, pues como en el principio de incertidumbre de Heisenberg el poema vive en un régimen no clásico, acaso cuántico. Queriendo decir con esto que no podemos saber cuál es el poema origen, observando que basta el acto de lectura para que éste sea desplazado de su origen y adviniese en uno nuevo producto de la lectura. Sí, es verdad, se trataría de hacer hablar al poema. Pero éste como un ente independiente de su autor y de sus circunstancias, es decir, vital, sin que esto quiera decir que pierda su identidad íntimamente ligada al momento de su nacimiento.

Ante este complejo, la traducción de poemas no puede restringirse a la traslación idiomática.

La traducción es por sí misma una lectura, y como tal un acto de crítica en el profundo sentido de la palabra.

El ejercicio crítico aunque pretenda agotar una obra examinada, logra sólo cierta aproximación más o menos cercana. El ideal de la más fiel y meticulosa descripción, de la mímesis completa del texto, sería “una repetición palabra por palabra, de la misma obra”, según Todorov. A la luz de esta idea, quiero recordar el trabajo emprendido por el personaje de Borges, Pierre Ménard  quien crea otra obra a partir del Quijote, escribiendo nuevamente la obra palabra por palabra sin recurrir al texto original sino a la madre que lo produjo -es decir, todos los elementos de espacio tiempo y la singular mirada del autor trasplantados- resulta una crítica perfecta, la más escrupulosa que transmite todo lo esencial de la obra comentada, siendo la obra misma en su totalidad. La repetición sería un resumen más fiel.

Pese a ello, el cuento de Borges no permite quedarnos tranquilos con esta idea. Cabe recordar, primero, la concepción expuesta en el prólogo de que un resumen es una compensación perfecta por su referente, y luego, otra, según la cual cada repetición difiere de lo repetido. Cada lectura crítica es una nueva creación.

En el Quijote mismo, es decir, en el de Cervantes, se declara que es simplemente una traducción. En el cuento de Borges al fenómeno de la traducción se alude unas cuantas veces, mientras que el interés de Ménard por la traducción se resalta en su bibliografía, donde gran parte de su obra consta de traducciones.

El poema en su lectura, aun en el mismo idioma en el que fue escrito por su autor, sigue un proceso de traducción.
bhah06daher03.jpg
Así, un lector de poesía es un traductor.

(más…)

Read Full Post »

José Martí

 

Antes de partir a España,… (1879)
Antes de partir a España, sin que se le instruya causa ni celebre juicio por la detención del pasado día 17, más de cincuenta amigos van a despedirlo a bordo del vapor Alfonso XII.

(más…)

Read Full Post »

José Antonio Miralla, literato argentino

José Antonio Miralla nació en la Córdoba argentina en 1789 y murió en Puebla de los Ángeles (México) en 1825. Cursó estudios en Buenos Aires y abandonó la Argentina (mejor dicho el Virreinato del Río de la Plata), ya para no regresar, en 1809. Durante esos dieciséis años residió en Perú, España, Inglaterra, Francia, Estados Unidos, Cuba, Venezuela, Colombia y México.

Hombre polifacético, de vasta y profunda cultura, y en extremo meritorio, se dio a aprender lenguas, medicina, teología, jurisprudencia, matemática. Su estadía más larga (1809-1825) transcurrió en Cuba, donde prodigó sus afanes por la libertad de ese país.

(más…)

Read Full Post »