Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘uruguayo’

Storni-Quiroga-1.jpg

Morir como tú, Horacio, en tus cabales,
y así como siempre en tus cuentos, no está mal;
un rayo a tiempo y se acabó la feria …
Allá dirán.

No se vive en la selva impunemente,
ni cara al Paraná.
Bien por tu mano firme, gran Horacio …
Allá dirán.

“No hiere cada hora –queda escrito-,
nos mata la final.”
Unos minutos menos … ¿quién te acusa?
Allá dirán.

Más pudre el miedo, Horacio que la muerte
que a las espaldas va.
Bebiste bien, que luego sonreías …
Allá dirán.

Sé que la mano obrera te estrecharon,
mas no si Alguno o simplemente Pan,
que no es de fuertes renegar su obra …
(Más que tú mismo es fuerte quien dirá.)

Alfonsina Storni, Poesías Completas, Soc. Editora Latino Americana,
Bs. As., 1968.

(más…)

Anuncios

Read Full Post »

Eduardo-Galeano-Venas-abiertas-America_CLAIMA20120415_0088_4

Por Adriana Schettini

“Hay dolores que se dicen callando. Se dicen callando, pero duelen igual. Como nos duele la muerte del Gabo García Márquez”. Eso afirmó Eduardo Galeano en la entrevista telefónica que le hicieron anoche María Laura Santillán y Santo Biasatti en “Telenoche” (El Trece). A Galeano, la muerte de su amigo Gabo lo sorprendió reunido con amigos en Río de Janeiro, Brasil. Desde allí, le confió al noticiero: “Lo que más duele está en las bellas palabras que la muerte nos ganó de mano y nos robó. Yo creo que ellas, las palabras robadas, se escapan a la menor distracción, huyen de las páginas de los libros de Gabo y se nos sientan al lado en algún café de Cartagena o Buenos Aires o Montevideo. O aquí, en Río de Janeiro”. Maldita muerte, siempre nos deja a la deriva y sin saber qué hacer. Desolados. Pero Galeano nos convocó a afrontarla gozando con obstinación las bendiciones de la vida: “Juntos bebamos más de una copa a la salud del saludable Gabo para reírnos juntos, porque vivo seguirá mientras sus palabras vivan y rían y digan”. (más…)

Read Full Post »

Cantos

Plegue al cielo que el lector, enardecido y momentáneamente feroz como lo que lee, halle, sin desorientarse, su abrupto y salvaje sendero por entre las desoladas ciénagas de estas páginas sombrías y llenas de veneno; pues, a menos que ponga en su lectura una lógica rigurosa y una tensión de espíritu igual, como mínimo, a su desconfianza, las emanaciones mortales de este libro embeberán su alma como azúcar en agua. No es bueno que todo el mundo lea las páginas que siguen; sólo algunos saborearán sin peligro ese fruto amargo. Por lo tanto, alma tímida, antes de adentrarte más por semejantes landas inexploradas, dirige hacia atrás tus pasos y no hacia delante. Escucha bien lo que te digo: dirige hacia atrás tus pasos y no hacia adelante, como la mirada de un hijo se aparta, respetuosamente, de la contemplación augusta de la faz materna; o, mejor, como el ángulo perdiéndose en el horizonte de las friolentas grullas tan meditabundas que, durante el invierno, vuela poderosamente a través del silencio, con todas las velas tendidas, hacia un punto preciso del horizonte de donde, súbitamente, brota un viento extraño y fuerte, precursor de la tormenta. La grulla más vieja, que forma por sí sola la vanguardia, al verlo, mueve su cabeza como una persona razonable y, en consecuencia, también su pico que hace restallar, y no está contenta (tampoco yo lo estaría en su lugar), mientras su viejo pescuezo, desprovisto de plumas y contemporáneo de tres generaciones de grullas, se agita en irritadas ondulaciones, presagio de la tempestad que se acerca cada vez más. Tras haber mirado, con sangre fría, varias veces a todas partes con ojos que atesoran experiencia, prudentemente, en primer lugar (pues a ella corresponde el privilegio de mostrar las plumas de su cola a las demás grullas de inferior inteligencia), con su grito vigilante de melancólico centinela, para rechazar al enemigo común, vira con flexibilidad el vértice de la figura geométrica (tal vez sea un triángulo, pero no se ve el tercer lado que forman en el espacio esas curiosas aves de paso), bien a babor, bien a estribor, como un hábil capitán; y, maniobrando con alas que no parecen mayores que las de un gorrión, puesto que no es tonta, toma así otro camino filosófico y más seguro. (más…)

Read Full Post »

corazon.jpg

Corazón Coraza.

Porque te tengo y no
porque te pienso
porque la noche está de ojos abiertos
porque la noche pasa y digo amor
porque has venido a recoger tu imagen
y eres mejor que todas tus imágenes
porque eres linda desde el pie hasta el alma
porque eres buena desde el alma a mí
porque te escondes dulce en el orgullo
pequeña y dulce
corazón coraza
porque eres mía
porque no eres mía
porque te miro y muero
y peor que muero
si no te miro amor
si no te miro
porque tú siempre existes dondequiera
pero existes mejor donde te quiero
porque tu boca es sangre
y tienes frío
tengo que amarte amor
tengo que amarte
aunque esta herida duela como dos
aunque te busque y no te encuentre
y aunque
la noche pase y yo te tenga
y no.

Mario Benedetti, destacado poeta, novelista, dramaturgo, cuentista y crítico uruguayo (Paso de los Toros)

Otros poemas de Mario Benedetti en VerbiClara:

Táctica y estrategia

No te salves

Bienvenida

Si dios fuera mujer

Hagamos un trato

Desaparecidos

Consternados, rabiosos

Ustedes y nosotros

Che 1997

Read Full Post »

Siempre me complazco al publicar los poemas de ese poeta, novelista, dramaturgo, cuentista y crítico uruguayo que fue Mario Benedetti. Espero que le guste a mis lectores:

BIENVENIDA

orquidea.jpg

Se me ocurre que vas a llegar distinta
no exactamente más linda
ni más fuerte
ni más docil
ni más cauta
tan solo que vas a llegar distinta
como si esta temporada de no verme
te hubiera sorprendido a vos también
quizá porque sabes
cómo te pienso y te enumero
después de todo la nostalgia existe
aunque no lloremos en los andenes fantasmales
ni sobre las almohadas de candor
ni bajo el cielo opaco
yo nostalgio
tú nostalgias
y cómo me revienta que él nostalgie
tu rostro es la vanguardia
tal vez llega primero
porque lo pinto en las paredes
con trazos invisibles y seguros
no olvides que tu rostro
me mira como pueblo
sonríe y rabia y canta
como pueblo
y eso te da una lumbre
inapagable
ahora no tengo dudas
vas a llegar distinta y con señales
con nuevas
con hondura
con franqueza
sé que voy a quererte sin preguntas
sé que vas a quererme sin respuestas.

(más…)

Read Full Post »

Hoy es el Día del Amor, por eso publicaré algunos poemas, sobre todo de ese gran poeta, novelista, dramaturgo, cuentista y crítico uruguayo que fue Mario Benedetti, que son los que me fascinan. ¡FELICIDADES!

HAGAMOS UN TRATO

alzo-una-rosa1.jpg

Compañera
usted sabe
puede contar
conmigo
no hasta dos
o hasta diez
sino contar
conmigo

si alguna vez
advierte
que la miro a los ojos
y una veta de amor
reconoce en los míos
no alerte sus fusiles
ni piense qué delirio
a pesar de la veta
o tal vez porque existe
usted puede contar
conmigo

si otras veces
me encuentra
huraño sin motivo
no piense qué flojera
igual puede contar
conmigo

pero hagamos un trato
yo quisiera contar
con usted

es tan lindo
saber que usted existe
uno se siente vivo
y cuando digo esto
quiero decir contar
aunque sea hasta dos
aunque sea hasta cinco
no ya para que acuda
presurosa en mi auxilio
sino para saber
a ciencia cierta
que usted sabe que puede
contar conmigo.

Otros poemas de Mario Benedetti en VerbiClara:

Ustedes y nosotros

No te salves

Si Dios fuera mujer

Che 1997

Desaparecidos

Consternados, rabiosos

Read Full Post »

Nuevamente Pepe Corvina me ha enviado uno de sus poemas, escrito hace 30 años. ¿Por qué te dejaste atrapar del gris? ¿Por qué ese spleen? Ojalá llegue lo que estás esperando sentado en ese quicio y alejes esa melancolía.

img_6909.JPG

me atrapó el gris…
me arrinconó tras la calle de tu recuerdo
me aprisionó en una eterna tarde detenida…
y como si ya supiera su clásico desenlace…

“me conduje como un clone
unfashionablemente vestido”
uniformado de invierno
hacia mi refugio de maderas
para dejarme invadir
lentamente
por tu ensueño.

espacio que fluye y recrea encuentros
habito en tu recuerdo
y cuando me evocas
suenan
casi locas
campanas
y como pocas veces me sucede
siento
que mi boca
tímidamente tocas
con tus frías manos de un día

(más…)

Read Full Post »

Older Posts »