Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Viejo’

Pongo a  disposición de mis lectores este poema dedicado a Ernest Hemingway, el gran literato norteamericano, Premio Nobel, que amó a Cuba y vivió en ella.

Ernest Hemingway, de José Villa Soberón

Escultura de Ernest Hemingway, de José Villa Soberón. 

Los que arrastramos un pescado, o una vaca negra,
como el Viejo Amargo del Mar de las Antillas,
los que apacentamos una gran culebra por el llano
arrojamos tu ataúd como un sauce de pelos.

¡Qué golondrina, que sueño sobrevolaba tu corazón
cuando mostrabas el pecho en armas,
como el dios-padre de los mitos desaparecidos !
porque, ciertamente, en la niebla coloquial, en el designio raro,
eras la almendra sobre el tizón negro,
cayendo en la eternidad, riente, inmemorial,
     con la bala llorando en la piedra del ojo.

Puro de alcohol, profundo como el aroma del tabaco,
augur estupefacto sobre la tierra,
montaste a la vida como a un perro,
mordiendo su oreja verde, sonriendo en la tormenta
     como un búfalo,
y rendido
entre el vino y la mujer, tu barba
de macho perdurable, tu barba de poderoso velamen,
era la barca fenicia y roja en el rescoldo de los días.
Desde mi cojera invernal, yo, americano inerme,
hijo de extraviadas religiones, pusilánime y fatal,
estrecho tu brazo peludo de triunfador.

Mahfud Massis (1916-1990). Poeta chileno de origen palestino cuya poesía evidencia elementos de la cultura latinoamericana y árabe.

Anuncios

Read Full Post »

Hoy se cumplen 103 años de la muerte del Generalísimo Máximo Gómez. Por eso quiero publicar lo que de él escribió Mercedes Santos Moray:
El Generalísimo Máximo Gómez
Me voy a permitir una relectura de Máximo Gómez. No pienso detenerme en sus hazañas heroicas, ni tampoco en su condición de guerrero aunque bien sé que, en todas las guerras de independencia de Cuba, fue el primero que usó el machete como arma de combate y el maestro de nuestros generales: El Generalísimo.

Quiero hablar del otro Gómez, de ese virtualmente desconocido que no aparece en los libros de Historia ni tampoco en las publicaciones periódicas y en las revistas, del hombre, del ser humano cuajado de virtudes y también de defectos, y sobre todo detenerme en su costado más íntimo y personal, el de sus amores.

Cuando era un adolescente, y con solo 16 años, se vio inmerso en las contiendas fratricidas que padeció la República Dominicana y pasó de su condición de campesino a la de soldado, hasta alcanzar por su valentía el grado de alférez.

(más…)

Read Full Post »