Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Virgen de la Caridad’

 

Nuestra Señora de la Caridad del Cobre. Milton Bernal. El pintor del tabaco. La Habana. Cuba.

A Nuestra Señora de la Caridad del Cobre
A mi madre, que lleva su nombre

SONETO DE LOS NOMBRES DE MARÍA

En el pecho del Padre halló su nido
La que en el seno al Hijo dio posada
Y allí de querubines alabada
La que, luna de Dios, subió sin ruido.

En pañales como recién nacido,
Entre vistosas alas fue llevada
Y por distintos nombres advocada
De su trono de luz no se ha movido.

Pero el amor que multiplica todo,
Panes y peces, el maná y la Forma,
Hace que la sin mancha baje al lodo,

Que la luz soberana tome forma,
Que la Belleza, al fin, halle acomodo
Y al ojo pecador dicte su norma.

LA VIRGEN ANDA SOBRE LAS AGUAS

OFRECIMIENTO DEL POEMA
«Quiero tomar un asiento en tu preciosa canoa»
(De un loor anónimo)
Déjame tomar asiento
En tu preciosa canoa
Y poner al cielo proa
Navegando por el viento.
Muévame el Divino Aliento
Con su poderoso brío.
Éntrame en tu claro río
Y súbeme a los alcores
Donde ángeles ruiseñores
Abren las albas del pío.

I
CANTA A LA LUNA NUEVA QUE ESTÁ A LOS PIES DE LA VIRGEN

He aquí la  Nueva Luna
Que como delgada ceja
La blanda tiniebla deja
Para revelarnos una
Firme pupila oportuna.
En penumbra y duermevela
He aquí el párpado que cela
Un sol puro en las entrañas.
¡Luna que mi angustia bañas!
¡Ojo que en la sombra vela! (más…)

Anuncios

Read Full Post »


Este año se esta celebrando un Año Jubilar con motivo del 400 aniversario del hallazgo en la Bahía de Nipe de la bendita imagen de la Virgen de la Caridad, y de su presencia en Cuba como un regalo de Dios.

Miles de fieles de todo el país y muchos de los que viven lejos de la patria peregrinarán hasta el pequeño poblado del Cobre, en la provincia de Santiago de Cuba, para saludar a la Madre y Patrona, la Virgen de la Caridad en su Santuario y Basílica y ganar las indulgencias del Año o Jubilar.

La Virgen de la Caridad del Cobre. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

También Su Santidad Benedicto XVI viene como peregrino de la caridad, del amor, a postrarse a los pies de la Madre de Dios, el 26 y 28 de Marzo de 2012, y a confirmar al pueblo cubano en la fe y en la esperanza, animándolos a vivir en el amor que es el ceñidor de la unidad perfecta. (más…)

Read Full Post »

Baracoa.

A solicitud de nuestros lectores publicamos las palabras del Historiador de la Ciudad de La Habana, Eusebio Leal, durante la sesión solemne de la Asamblea Municipal del Poder Popular baracoense, para conmemorar el medio milenio de fundada la otrora Villa Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa, el 15 de agosto de 2011.
Quisiera agradecer este honor inmerecido que por segunda vez en una década se me concede, el de poder hablar -en la ocasión anterior, en una mañana tórrida frente al palacio del gobierno- hoy en este teatro, cuando apenas la noche comienza para los baracoenses, cuya juventud está en la calle disfrutando de la fiesta merecida y espectadora de un acontecimiento, sin lugar a dudas, importante: la celebración del medio milenio de la fundación de la Villa de Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa.
Hace unos momentos hemos asistido además, a un acto religioso, si se tiene en cuenta que en aquella oportunidad, hace 500 años, la religión católica y apostólica era parte esencial de la visión de la España de su tiempo. Sus reyes se habían proclamado y habían recibido el título de católicos que quiere decir universales.
Isabel y Fernando recibieron a un hombre tenido por unos como loco y por otros como alucinado. Había nacido Cristóbal Colón, todo parece indicar, en la Torre de la Olivella, en una de las puertas de Génova. Se consagró al servicio de la corona española, después de haber tocado distintas puertas, entre ellas las del rey de Portugal. Sus majestades lo recibieron cerca de Granada, en un lugar llamado Santa Fe, donde se hallaba el campamento que sería testigo del último momento de la dominación política musulmana en suelo español; dominación que había comenzado en el año 711 de Nuestra Era, cuando atravesando el estrecho que divide al África del Norte de la península, penetraron en oleadas subiendo sucesivamente y arrasando los territorios e imponiendo una nueva fe, la del Islam.
Desde 1711 hasta 1492, una contramarcha fue reconocida con el título de reconquista y surgieron canciones de gesta, héroes populares cuyo nombre aun se recuerda con respeto y temor. Se cuenta que, muerto uno de aquellos batalladores dentro del recinto de su castillo, animáronse los adversarios a tomarlo y reunidos los caballeros decidieron abrir la losa de su tumba, colocarlo sobre su caballo, sostenerlo sobre una cruceta de madera y situar en su mano su espada temible. Abrieron entonces las puertas del castillo y sintieron los adversarios tal terror que se pudo decir: ¡Mio Cid gana batallas aun después de muerto!
De esa leyenda y de esa historia áurea, forman parte también momentos de coexistencia de dos culturas, de dos civilizaciones formadas por pueblos múltiples que en un mismo territorio lograron comunicarse por la ciencia, por el arte y esencialmente por la cultura. Córdoba y Toledo fueron escenarios propicios para aquél diálogo; particularmente Córdoba donde, en un momento oportuno, los grandes sabios del mundo judío y del musulmán, dialogaban en paz sobre la base del conocimiento de la Astronomía, la Matemática y las ciencias. Nombres como el de Averroes, el de Avicena, llenan páginas de la historia de la cultura y de la sabiduría universal. (más…)

Read Full Post »

¿Sabía usted que hubo una película silente llamada La Virgen de la Caridad? Del cineasta cubano Ramón Peón y estrenada el 8 de septiembre de 1930. Los detalles en:

RAMÓN PEÓN: EL “GRIFFITH CUBANO”(1)

Por Arturo Agramonte y Luciano Castillo

Un pícaro en “el Hollywood del Caribe”

 

virgenc.jpg

Foto tomada de Vitral

http://www.vitral.org/vitral/vitral61/cine.htm

 

Al abrir la edición del viernes primero de marzo de 1929 del periódico El Mundo, los habaneros leyeron el anuncio del “más grande concurso para selección de tipos cinematográficos que jamás se haya celebrado”. Nadie sospechaba entonces que se trataba de la ingeniosa treta de un timador norteamericano llamado Lionel West, quien tras la idea de “trasladar Hollywood a La Habana”, pretendía aprovechar la credulidad del público y el delirante interés suscitado por el cine para una estafa. Cientos de personas —deseosas de convertirse en “estrellas cinematográficas nacionales”— desfilaron durante tres meses por el escenario del teatro Payret.

Aquel audaz Lionel West, decidido a transformar la capital cubana en una segunda meca del cine, se esfumó con la misma prisa con que organizó el famoso concurso para configurar el casting de una producción que nunca pensara realizar. En un intento por seguir su enigmático rastro, algunos cronistas criollos trataron de descifrar la identidad del autotitulado “descubridor” de Valentino. Cuál no sería la sorpresa cuando sus fuentes en Hollywood les revelaron que “con un nombre análogo existió un doble de un cowboy, quien no salió jamás en cámara y cuyo oficio verdadero era el de dependiente de farmacia”.(1)

El apasionamiento del cineasta cubano Ramón Peón (La Habana, 5 de junio de 1897), quien ya había rodado una decena de filmes de ficción desde su debut con Realidad (1920), lo involucró en aquella dudosa empresa. A diferencia de otros tramposos que le antecedieron, la cámara que operaba Peón no estaba vacía mientras West daba órdenes absurdas a los ingenuos aspirantes a “estrellas”, los cuales, previo el pago de cierta suma de dinero, eran sometidos a las pruebas. De haberse prestado conscientemente a aquellos manejos deshonestos, Peón habría visto afectado el prestigio adquirido con su tesón y profesionalidad.

Poco después, para mejorar —o restituir— su deteriorada imagen y evitar que, por su intervención publicitaria, el ultrajado público lo culpara de complicidad en un fraude de tales proporciones, el periódico El Mundo convocó a un concurso de argumentos originales. El ganador fue La Virgen de la Caridad, escrito por Enrique Agüero Hidalgo. Obra que, a pesar de su título, no trata un tema eminentemente religioso. “Trasladarlo al lienzo de plata”, prometió Peón a su autor, con quien sostenía fraternos vínculos.

Infatigable, Peón se vinculó con Antonio Perdices a otro fanático del cine, Arturo, Mussie, del Barrio y Dumbar, quien disfrutaba de una posición económica ventajosa, necesaria para poder acometer aquella arriesgada empresa. Con las iniciales de sus apellidos conformaron el nombre de la Sociedad Anónima B.P.P., que, no obstante ser formalizada oficialmente su constitución ante un abogado y notario público el 8 de enero de 1930, ya desde mucho antes se propuso la filmación de “una gran serie de producciones netamente cubanas”.(2) La compañía estrenó el 3 de octubre de 1929 en el teatro Martí su primera producción: El veneno de un beso, dirigida por Peón sobre un argumento escrito por un conocido periodista, Gonzalo de Palacio, bajo el seudónimo de Guy de Pelletier. Con su cabello engominado, Perdices, el “Valentino cubano”, dispuesto a dar el beso letal, abrazaba con ardor a la protagonista con sus ojos de ovino en trance de decapitación.

Y se hizo el milagro…

Entusiasmada por el éxito, la B.P.P. Pictures, después de convocar en abril de 1930 a todos los participantes en el concurso de El Mundo para seleccionar a los actores, decidió emprender en mayo la filmación de La Virgen de la Caridad. Estaba destinada a convertirse no solo en su última producción, sino en la película que cerró el período silente en Cuba, la más importante generada en la Isla por el cine comercial prerrevolucionario y la mejor obra en la prolífica filmografía de Ramón Peón.

De la “novela cinematográfica” transcribimos la escena culminante del argumento. Significa un punto de giro en la solución del conflicto que gravita sobre el romance entre Yeyo, joven campesino dueño de una finca, y Trina, hija de don Pedro del Valle, cacique del pueblo, opuesto a sus relaciones. El hijo de un rico hacendado ganadero, que retorna a Santa María del Rosario, se interpone entre los enamorados. Con maniobras ilegales ambiciona desalojar a los legítimos propietarios de sus tierras, adueñarse de ellas y, con el beneplácito paterno, casarse con la muchacha. Solo un milagro puede interceder por “aquellos dos seres que tantos contratiempos habían sufrido para ver al fin realizado su tan ansiado ideal”.

Ritica —abuela del protagonista— suspiró. Una idea parecía iluminarle. Levantó la cabeza de Yeyo que en su regazo acariciaba y mirándole tiernamente a los ojos le invitó expresándose:

—Ve y arrodíllate ante la Virgen y pídele que calme esa tempestad que en tu alma se desata.

(más…)

Read Full Post »

Carlos Vidales me ha enviado este artículo tan interesante sobre la madre que pongo a consideración de mis lectores. Aunque se publicó en 1998, mantiene su contenido esencial. Se lo recomiendo a todos por los datos históricos y religiosos que posee: 

Madre

Lo dicho: un ser humano sin padre es solamente la mitad de un ser humano.
Y un ser humano sin madre es un navío sin brújula, un mundo sin sol, un alma en caos, un duelo sin límites. Es completamente imposible vivir sin una madre. Incluso el padre, que es tan importante, no puede llegar a ser padre sin la colaboración de una pareja, por lo general más bonita y más delicada que él. Hasta Dios mismo tuvo que recurrir a la ayuda de una mujer para crear su propio hijo, ¿no es cierto?
Entre las innumerables notas y reflexiones de Leonardo da Vinci he encontrado un comentario irónico sobre el cristianismo, que pone en evidencia nuestra obsesión edípica:
“Hay muchos que creen en el Hijo pero solamente construyen templos en nombre de la Madre”.
Por supuesto. ¿Por qué no? La madre de Jesús, Mater Dolorosa, la Madre Doliente, la Madre de los Dolores, se ha aparecido miles de veces en todos los países, ante millones de seres humanos que sentían la ausencia y añoraban con angustia una imagen materna en sus penosas vidas.
Solamente siete años después de la muerte de Cristo, su madre se hizo visible en Zaragoza, España, y allí es todavía ”La Virgen del Pilar”, la Pilarica, la madre sagrada que trae consuelo a quien sufre y llora, la que oye todas las oraciones y los ruegos sin preguntar quién es bueno y quién es malo.

(más…)

Read Full Post »