Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘. Xosé Neira Vilas’

Esta entrevista de Xosé Neira Vilas la firma Xan Salgueiro y fue publicada en FARO DE VIGO, segundo periódico gallego, pero el más antiguo de España. La traducción la hizo Eugenio Lueiro Urtaza, mi amigo gallego, a quien le agradezco también su envío:

“EL CHE ERA UN HUMANISTA”

Nació en Gres (Vila de Cruces) en 1928, el narrador José Neira Vilas, ensayista, periodista y poeta en lengua gallega. Emigró a Buenos Aires en 1949, se casó con Anisia Miranda escritora cubana, hija de Galicia, y se trasladó a Cuba en 1961. Desde 1994 vive en Gres, con su esposa -murió en 2009- y dirige la fundación que lleva su nombre. Él es miembro de la Real Academia Galega y doctor honoris causa por las universidades de A Coruña y La Habana. Su libro de Memorias de un niño campesino (1961) es uno de los más vendidos de la literatura gallega.

“En Silleda voy a mostrar más de cuarenta cartas inéditas de Ernesto a sus padres en las que se ve su gran ternura”.

XAN SALGUEIRO – SILLEDA. La figura de Ernesto Guevara de la Serna (Argentina, 14 de junio de 1928-Bolivia, 9 de octubre de 1967), mundialmente conocido como Che, centrará el I Encuentro Gallego-Latinoamericano que se celebra en Silleda mañana y el sábado. En el segundo día habrá una fiesta con asado en la Carballeira das Pedrosas, al precio de 10 euros para adultos y 6 para niños menores de 9 años. Hoy es el último día para apuntarse, en la Escuela de Música de Silleda (986 59 2004) en la web lembrandoaoche@live.com. Pero los actos se abrirán mañana a las 21 horas en la Casa de la Cultura con una película sobre el revolucionario y un coloquio en el que intervendrá, a petición propia, el escritor cruceño Xosé Neira Vilas, que tuvo como jefe al Che, en aquel entonces ministro de Industria.

-¿Qué le parece que se haga un homenaje al Che en Silleda? ¿Le sorprendió?
-Muy bonito, pero, sí, me sorprendió. Llamé enseguida a Matías (Rodríguez Latorre, concejal de Cultura), que es un hombre muy lúcido y creativo, para decirle que quería estar allí. Últimamente tengo que decir que no a muchas invitaciones, porque tengo demasiado que hacer. Pero en este acto quiero estar.

-Cuándo y cómo conoció a Ernesto Guevara?
-Yo llego a Cuba en 1961. Mi amigo Santiago Riera, a quien había conocido en Buenos Aires, donde estaba exiliado después de haber sido torturado por la policía de Batista, me ofreció trabajar en los mejores periódicos, radios y televisiones del país. Yo le dije que no, pues aún no conocía la idiosincrasia de los cubanos. Sí acepté trabajar en la Empresa Consolidada Automotriz, de la que Riera era director y en la que fui nombrado por el Che como jefe de abastecimiento. Había reuniones de cerca de cincuenta directores de la empresa con el Che cada dos meses y yo tuve que ir un par de veces en el sitio de Riera, que estaba enfermo. Duraban siete u ocho horas y en ellas se discutían informes y opinábamos todos. El Che era muy austero, muy riguroso y muy solidario. Si había cola para la comida, él la guardaba, era uno más de nosotros. Fue una experiencia muy bonita. Así que, cuando Riera se puso bien, seguí asistiendo a petición propia. Luego pasé al Ministerio de Industrias como director de colaboración científico-técnica internacional y seguí manteniendo el contacto con el Che. Posteriormente, me ofrecieron otros cargos, pero no los acepté porque quería escribir.

-¿Qué relación mantuvo con él? ¿Recuerda alguna conversación fuera de las asambleas de trabajo?
-Sí, tengo hablado más de una vez con él. Por ejemplo, cuando mi mujer, Anisia, quería publicar literatura para niños, cosa que le pareció muy bien. También coincidimos en la inauguración de fábricas de bicicletas y bujías. Igualmente estuve con él cortando caña.

-¿Cómo definiría su personalidad?
-Era un hombre de una brillantez extraordinaria. Aquellas reuniones se convertían en clases. Ya entonces fue capaz de prever el fracaso de la agricultura de los países socialistas europeos, hablaba de sus problemas sin pelos en la lengua. Se expresaba con mucha claridad y todo aquello era muy educativo para nosotros, era un lugar de debate. Porque en Cuba, al contrario de lo que se piensa, se pide a la gente que haga crítica, se nos pedía que observáramos los errores para corregirlos. Yo fui redactor jefe de la revista infantil Zunzún (creada en 1980), que vendía 280.000 ejemplares al mes. Y, al revés de lo que pasa en países muy democráticos, nunca tuvimos presión ni nadie que controlara los contenidos que publicábamos. A través de ella, Anisia publicó en 1983 una biografía infantil de Guevara, Cuando Che era Ernestito, que narra su vida hasta los 13 años. Con tal motivo, el padre del Che estuvo muchas veces en nuestra casa y nos trajo fotos inéditas. Mañana en Silleda voy a mostrar más de cuarenta cartas inéditas de Ernesto a sus padres, en las que se aprecia su ternura, el cariño, la cordialidad… (más…)

Read Full Post »

Por los cerros vienen,
Vidalita,
llorando su nombre
la lluvia y el viento,
Vidalita,
el viento y la nieve.

No quiero que lloren,
Vidalita,
llorar trae olvido,
ya lloró bastante,
Vidalita,
en su ruta el río.

El cielo está negro,
Vidalita,
estará pensando
que los que se marchan,
Vidalita,
no tienen más cuando.

El cielo no sabe,
Vidalita,
no sabe lo nuestro:
si nos falta un hombre,
Vidalita, ay,
otro va a su puesto.

Que cante la lluvia,
Vidalita,
y que cante el viento;
que brille la nieve,
Vidalita, ay,
que Che no está muerto.

Que ya está cantando
Vidalita,
su ametralladora;
que muchos la escuchan,
Vidalita, ay,
¡ya llegó la hora!

VIDALITA DO RECORDO

Polos outeiros veñen,
Vidalita,
chorando o seu nome,
a chuvia e o vento,
Vidalita,
o vento e a neve. (más…)

Read Full Post »