Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Revolución’

11

La década de los 60 y las Palabras a los intelectuales fueron aspectos debatidos durante el diálogo con el presidente de la Uneac, en la peña La Caldera. (Foto: Sadiel Mederos Bermúdez)

Por Laura Rodríguez Fuentes

Esta tarde (20 de enero), los palcos de la peña La Caldera, esta vez realizada en la sede de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, no alcanzaron para tanto público. La razón de tanta concurrencia fue la presencia de Miguel Barnet Lanza, invitado del encuentro y que se encontraba en Santa Clara para recibir el título en Doctor Honoris Causa de la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas.

(más…)

Read Full Post »

9367-Josemarti

La Habana, 24 jun (RHC).- La investigadora cubana, Francisca López afirmó este miércoles en La Habana que el Héroe Nacional, José Martí concibió el concepto de revolución vinculado a la subversión cultural para obtener la independencia plena de una nación.

En opinión de Martí la independencia es una cosa y la revolución es otra enfatizó López, en la jornada de clausura del pre-evento del I Coloquio Internacional de Historiadores efectuado durante dos días en el Colegio San Gerónimo de La Habana.

(más…)

Read Full Post »

nemesia-zapaticos-blancos-nabori¿Por qué surgió la “Elegía de los Zapaticos Blancos”?

Cuando el ataque a Playa Girón (17-4-1961) muchos inocentes murieron a causa de los bombardeos y ametrallamientos enemigos, entre ellos, la mamá de Nemesia Rodríguez Montalvo, de 13 años. Su abuelita quedó inválida, sus hermanitos heridos y sus primeros zapatos blancos destrozados. Este hecho inspiró al poeta cubano Jesús Orta Ruiz, el Indio Naborí, quien escribió la “Elegía de los zapaticos blancos”.

LNemesia Rodriguez Montanoos años transcurridos no han borrado de la mente de Nemesia el recuerdo de la muerte de sus familiares y la nostalgia por sus primeros zapaticos blancos.

ELEGÍA DE LOS ZAPATICOS BLANCOS

Vengo de allá de la ciénaga,
del redimido pantano.
Traigo un manojo de anécdotas
profundas, que se me entraron
por el tronco de la sangre
hasta la raíz del llanto.

Oídme la historia triste
de los zapaticos blancos…
Nemesia -flor carbonera-
creció con los pies descalzos.
¡Hasta rompía las piedras
con las piedras de sus callos!

Pero siempre tuvo el sueño
de unos zapaticos blancos.

Ya los creía imposibles.
¡Los veía tan lejanos!
Como aquel lucero azul
que en el crepúsculo vago
abría su flor celeste
sobre el dolor del pantano.

Un día, llegó a la ciénaga
algo nuevo, inesperado,
algo que llevó la luz
a los viejos bosques náufragos.

Era la Revolución,
era el sol de Fidel Castro,
era el camino triunfante
sobre el infierno de fango.
Eran las cooperativas
del carbón y del pescado.

Un asombro de monedas
en las carboneras manos,
en las manos pescadoras,
en todas, todas las manos.
Alba de letras y números
Sobre el carbón despuntando.

Una mañana… ¡Qué gloria!
Nemesia salió cantando.
Llevaba en sus pies el triunfo
de sus zapaticos blancos.
Era la blanca derrota
de un pretérito descalzo.

¡Qué linda estaba el domingo
Nemesia con sus zapatos!
Pero el lunes… ¡despertó
bajo cien truenos de espanto!

Sobre su casa guajira
volaban furiosos pájaros.
Eran los aviones yanquis,
eran buitres mercenarios.

Nemesia vio caer muerta
a su madre. Vio
sangrando a sus hermanitos.
Vio un huracán de disparos
agujereando los lirios
de sus zapaticos blancos.

Gritaba trágicamente:
¡Malditos los mercenarios!
¡Ay, mis hermanos! ¡Ay, madre!
¡Ay, mis zapaticos blancos!

Acaso el monstruo se dijo:
Si las madres están dando
hijos libres y valientes,
que mueran bajo el espanto
de mis bombas. ¡Quién ha visto
carboneros con zapatos!

Pero Nemesia no llora.
Sabe que los milicianos
rompieron a los traidores
que a su madre asesinaron.

Sabe que nada en el mundo-
-ni yanquis ni mercenarios-
apagarán en la patria
este sol que está brillando,
para que todas las niñas
¡tengan zapaticos blancos!

 

 

 

Read Full Post »

«Que no piensen los que envían los aviones,
que no piensen los que tripulan los aviones
que vamos a postrarnos de rodillas
y que vamos a inclinar nuestras frentes.
De rodillas nos pondremos una vez,
y una vez inclinaremos nuestras frentes,
y será el día que lleguemos a la tierra cubana,
(…) para decirles:
¡¡Hermanos, la Revolución está hecha,
vuestra sangre no cayó en balde!!». (más…)

Read Full Post »

Por  Digna Guerra

Acabo de regresar, junto a mis muchachos del Coro Entrevoces de competir en importantes festivales corales de Europa. Vinimos con el pecho lleno de felicidad al traer ocho importantes premios para la Patria. Los conciertos fueron a teatro lleno y mi orgullo de artista cubana me invadía en cada presentación: El nombre de mi Cuba bella brilló en el sitial más alto. Yo, mujer humilde, negra que nació pobre en un solar de la Habana, dándole gloria a mi tierra. Y todo eso, sin una sola concesión y con el mayor respeto hacia Cuba y lo que ha hecho por la cultura y por mí misma.

Mi felicidad, sin embargo, se ha enturbiado, porque un hecho doloroso me ha estremecido. En los más de 40 años de mi vida dedicados a la cultura cubana he visto de todo en este mundo y todas esas vivencias exigen mucho de mí. La hora que vive la humanidad no admite confusión y los artistas cubanos tenemos una responsabilidad demasiado grande con este pueblo. Olvidarla sería un error de fatales consecuencias.

Por eso, desde el dolor infinito que me han producido las palabras de Pablo [Milanés] y la manipulación burda y sin ética que de ellas han hecho los buitres de la información, me permito humildemente pedirle a Pablo y a todos que meditemos, que reflexionemos una y otra vez sobre cómo servir a la Patria.

Tengo frente a mí a mi Natacha. Una terrible “Ataxia Cerebelosa” la invadió desde niña. Nunca he sabido cuánto cuestan los medicamentos que gratuitamente recibe en Cuba. Son impagables para los pobres de cualquier parte del mundo. Lo que sí sé es que nunca han podido ser comprados en los EE.UU. Lo que sí sé es que Posada Carriles enlutó a este pueblo y anda suelto en Miami. Lo que sí sé es que esos cinco muchachos están presos por el único delito de cuidar de los cubanos. Por qué darle a gente que no nos quiere, que nos desprecia, la posibilidad de dirimir asuntos que solo a nosotros nos competen.

Nadie se preocupe por mi Natacha. Ella está bien. La Revolución más humana de la historia cuida de ella. Cuidemos nosotros a esta Revolución imperfecta pero generosa y noble. Nuestros nietos no nos perdonarán que en esta hora no hiciéramos lo que debimos. Lo que está en juego no es la carrera de ninguno de nosotros. Es el destino mismo de Cuba como nación libre y soberana.

Hace unos minutos mi coro infantil  concluyó el ensayo de hoy. Me viene a la mente Saborit y su estribillo inolvidable: “Cuba, ¡qué linda es Cuba!, quien la defiende la quiere más”.

Septiembre 20 de 2011.

La Jiribilla

Read Full Post »

 

La atención a otros asuntos ahora prioritarios, me apartaron momentáneamente de la frecuencia con que elaboré reflexiones durante el año 2010, sin embargo, la proclama del líder revolucionario Hugo Chávez Frías el pasado jueves 30 me obliga a escribir estas líneas.

El presidente de Venezuela es uno de los hombres  que más ha hecho por la salud y educación de su pueblo; como son temas en los que mayor experiencia ha acumulado la Revolución cubana, gustosamente colaboramos al máximo en ambos campos con este hermano país.

No se trata en absoluto de que ese país careciera de médicos, por el contrario, los poseía en abundancia e incluso entre ellos profesionales de calidad, como en otros países de América Latina. Se trata de una cuestión social. Los mejores médicos y los más sofisticados equipos podrían estar, como en todos los países capitalistas, al servicio de la medicina privada. A veces ni siquiera eso, porque en el capitalismo subdesarrollado, como el que existía en Venezuela, la clase rica contaba con medios suficientes para acudir a los mejores hospitales de Estados Unidos o Europa, algo que era y es habitual sin que nadie pueda negarlo. (más…)

Read Full Post »

Fidel Castro Ruz

Fidel Castro Ruz

La atención a otros asuntos ahora prioritarios, me apartaron momentáneamente de la frecuencia con que elaboré reflexiones durante el año 2010, sin embargo, la proclama del líder revolucionario Hugo Chávez Frías el pasado jueves 30 me obliga a escribir estas líneas.

El presidente de Venezuela es uno de los hombres  que más ha hecho por la salud y educación de su pueblo; como son temas en los que mayor experiencia ha acumulado la Revolución cubana, gustosamente colaboramos al máximo en ambos campos con este hermano país.

No se trata en absoluto de que ese país careciera de médicos, por el contrario, los poseía en abundancia e incluso entre ellos profesionales de calidad, como en otros países de América Latina. Se trata de una cuestión social. Los mejores médicos y los más sofisticados equipos podrían estar, como en todos los países capitalistas, al servicio de la medicina privada. A veces ni siquiera eso, porque en el capitalismo subdesarrollado, como el que existía en Venezuela, la clase rica contaba con medios suficientes para acudir a los mejores hospitales de Estados Unidos o Europa, algo que era y es habitual sin que nadie pueda negarlo.

Peor aún, Estados Unidos y Europa se han caracterizado por seducir a los mejores especialistas de cualquier país explotado del Tercer Mundo para que abandonen su patria y emigren a las sociedades de consumo. Formar médicos para ese mundo en los países desarrollados implica fabulosas sumas que millones de familias pobres de América Latina y el Caribe, no podrían pagar nunca. En Cuba sucedía eso hasta que la Revolución aceptó el reto, no solo de formar médicos capaces de servir a nuestro país, sino a otros pueblos de América Latina, el Caribe o del mundo.
(más…)

Read Full Post »

Older Posts »