Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 29 julio 2011

Niño de la Bota. Santa Clara

La nostalgia no siempre debe ser interpretada como un sentimiento de angustia. Tampoco de desarraigo o no pertenencia. Pero un poeta que vive una experiencia lejos de su hábitat cotidiano, de sus seres queridos, de un lugar adonde pertenece no por instinto, puede y es el caso de Arístides Vega Chapú, captar con profundidad ese estado donde algo que falta provoca comparaciones y recuerdos que se incorporan no como una recreación mental de ese estado, mejor como una definición de saber el porqué se pertenece a un sitio determinado y la certeza de que no sabremos vivir mucho tiempo fuera de ese ámbito donde uno es lo natural, como el agua que alimenta un roble, como la raíz que sostiene ese roble y que de alguna forma es una parte inseparable de nuestra identidad. Al leer unos poemas inéditos que me acaba de enviar el poeta y que ahora comparto, supe de lo cercano en temas que podemos encontrarnos, porque además del verso y la crónica nos une un sentimiento de esa identidad que define las cosas que el alma impide bloquear, y por tanto nos comunica con una carga extraordinaria de belleza.

Parque Leoncio Vidal. Santa Clara.

LA DISTANCIA NO ES MI SITIO

Cómo sería estar lejos para siempre,
renunciar a ese mínimo espacio de la mesa de casa
a la que se acercan mis antepasados
a ocupar los sitios que ahora pertenecen a mis hijos.
Cómo perderme ese instante en que mi mujer ordena la mesa,
que aún sigue oliendo a resina silvestre,
para que no falte sitio para los que no están
y pueden regresar a cualquier hora
de las muchas que posee la noche.
Cómo serían mis sueños en paisajes desconocidos,
con todos los gajos secos apuntando a mi corazón,
que ya solo almacenaría recuerdos
imposibilitados de saltar los aros de fuego
porque en la lejanía
han perdido veracidad.
Tendría la angustia de no saber relatar mi verdad
en otra lengua,
como quien no sabe regresar
al sitio en que tuvo un instante de sosiego,
o retorna de un largo viaje a una casa que ya no existe.
Sería mi culpa no aprender a escuchar
lo que se describe desde otra dimensión.
Ni encontraría a quién encargar el cuidado
de mis recuerdos y libros,
de preservar el nombre de las calles
en las que nunca me perdería,
de que no se derriben las casas a las que puedo acceder
más allá de cualquier puerta o ventana.

DOMINGO EN CARACAS

Camino bajo la sombra extendida entre los árboles
mutilados constantemente por la aplomada luz de Caracas.
Creo caminar por la avenida en que accedo a mi casa,
aunque esta en nada se asemeje a la de los sedantes tilos
que florecen en esta fecha
para cubrir como brumosa cortina
las desvencijadas casas.
A falta de símbolos reverencio la sombra
colgada de un árbol a otro, como bandera
que ondea en los días festivos de la isla.
La emoción me deja sin sentido de orientación.
El asfalto ha sido cubierto de hojas brillosas,
otras mustias y desechas por una persistente brisa
que las ha movido, durante días, de un lado a otro,
como el aleteo de un ave afligida
que decide volar a ras del suelo.
A todos los veo en el rostro de los desconocidos,
caminan a mi lado
sin sospechar que mi nostalgia es tan grande
como estos árboles. (más…)

Read Full Post »

Jaime Svart, chileno y profesor de Español y Literatura Hispanoamericana en Atenas, y colaborador de VerbiClara, esta vez me envía esta poesía en español y en griego. En la traducción colaboró la griega Ana Kapara.

Bandera de Chile.

PATRIA LEJANA

Las  naves  ya  se  van
por  mares extraños…

Ya  me  recuerdan que  no  regresaré jamás…
tal  vez  nunca  volveré–
tal  vez  nunca   volverá…
siempre te  recordaré… nostalgó
nostalgias  por  lo que  vendrá… nostalgó
nostalgias  por  lo que quedó
atrás.

Jaime Svart

ΜΑΚΡΙΝΗ ΠΑΤΡΙΔΑ

τα πλοία φεύγουν πια  τα πλοία φεύγουν πια …
για ξένες θάλασσες… φεύγουν πια …

μου θυμίζουν πια πως δε θα ξαναγυρίσω ποτέ….
ίσως ποτέ δε θα γυρίσω…
ίσως ποτέ δε θα γυρίσει…
πάντα θα σε θυμάμαι… νοσταλγώ…
νοσταλγία γιαυτό που θα έρθει..
νοσταλγία γιαυτό που έμεινε
πίσω…

Χάιμε Σβαρτ

Read Full Post »

Abel Santamaría, de René Mederos.

 

Miras, Abel,
sin ojos en la tierra.
Tu mirada viene de lo que no abandona la belleza.
Aquí está derramada
como cuidando el sesgo de tu isla,
la lucha del mar por sostenerla;
ayuda al balanceo de las palmas,
arremete nuestro miedo.
¿Quién le dice: párate;
quién la vuelve a esa cuenca desolada?
Miras, Abel
y se revuelve el hambre de los pobres.
Miras, y arde
la libertad de los hermanos secos,
enterrados a pulso
frente a los sinsontes.
Aquí convoco
tu córnea interminable
persiguiendo el mal con una lágrima,
la pupila
oráculo de tu hermana,
rebelde,
pariendo luz dentro del polvo.
Yo no me enluto,
yo no sollozo.
Yo oigo tu mandato
y me apoyo en ti como en un talismán,
como en un aire de yagrumas,
como en un himno.
Tú eres el único que ahora ve en las tinieblas,
porque aquí ya todos somos ciegos.
Danos tu mirada.
Es fuerte como la primavera del milagro.
Ampáranos con tu: ten mis ojos, Cuba.

1953 (más…)

Read Full Post »

El 28 de julio de 1881 José Martí tuvo que abandonar a Venezuela. El día anterior le escribió una carta de despedida a su amigo Fausto Teodoro de Aldrey; se había convertido en persona no grata para el Gobierno de Antonio Guzmán Blanco, entre otras cuestiones, por su amistad con Cecilio Acosta,* un intransigente fustigador de la dictadura que regía en Venezuela. Cuando Cecilio Acosta murió, Martí escribió un ensayo en el que elogiaba a ese intelectual liberal, y lo publicó en el segundo y último número de la Revista Venezolana. Esto le valió que Guzmán Blanco le haga llegar su voluntad de abandonar el país, lo que hizo al día siguiente.

Caracas, 27 de julio de 1881

Sr. Fausto Teodoro de Aldrey

Amigo mío:

Mañana dejo a Venezuela y me vuelvo camino de Nueva York. Con tal premura he resuelto este viaje, que ni el tiempo me alcanza a estrechar, antes de irme, las manos nobles que en esta ciudad se me han tendido, ni me es dable responder con la largueza y reconocimiento que quisiera las generosas cartas, honrosas dedicatorias y tiernas muestras de afecto que he recibido estos días últimos. Muy hidalgos corazones he sentido latir en esta tierra; vehementemente pago sus cariños; sus goces, me serán recreo; sus esperanzas, plácemes; sus penas, angustia; cuando se tienen los ojos fijos en lo alto, ni zarzas ni guijarros distraen al viajador en su camino: los ideales enérgicos y las consagraciones fervientes no se merman en un ánimo sincero por las contrariedades de la vida. De la América soy hijo: a ella me debo. Y de la América, a cuya revelación, sacudimiento y fundación urgente me consagro, esta es la cuna; ni hay para labios dulces, copa amarga; ni el áspid muerde en pechos varoniles; ni de su cuna reniegan hijos fieles. Déme Venezuela en qué servirla: ella tiene en mí un hijo.

Por de contado cesa de publicarse la Revista Venezolana; vean en estas frases su respuesta las cartas y atenciones que, a propósito de ella, he recibido, y queden excedidas por mi gratitud las alabanzas que, más que por esas paginillas de mi obra, por su tendencia, he merecido de la prensa del país y de gran suma de sus hombres notables. Queda también, por tanto, suspendido el cobro de la primera mensualidad: nada cobro, ni podrá cobrar nadie en mi nombre, por ella; la suma recaudada ha sido hoy o será mañana, devuelta a las personas que la satisficieron; obra a este objeto en manos respetables. Cedo alegre, como quien cede hijos honrados, esos inquietos pensamientos míos a los que han sido capaces de estimármelos. Como que aflige cobrar por lo que se piensa; y más si, cuando se piensa, se ama. A este noble país, urna de glorias; a sus hijos, que me han agasajado como a hermano; a Vd., lujoso de bondades para conmigo, envía, con agradecimiento y con tristeza, su humilde adiós.

*Vea “Cecilio Acosta”, por José Martí

Read Full Post »

I

El sueño que se apresura
no es el mismo que revierte.
La muerte cuando es la muerte,
pierde la boca madura.

La esencia que no se advierte
suele ser la más impura.
El amarillo en la muerte,
seda es contra natura.

Ser en el ser desafía
a la unidad mensajera
que de sí mismo se fía

y sólo un rumor desaltera.
Cuando el fruto está vecino
la mano yerra sin tino.

II

Disperso, suave y atado,
haciendo un fugaz saludo
al ángulo del desnudo
techo, frío y aprisionado. (más…)

Read Full Post »

Uruguay-Perú en la Copa América 2011.

Las informaciones del torneo de fútbol de la Copa América 2011, que finaliza el próximo 24 de julio, han evidenciado la riqueza del español, que utiliza maneras distintas de llamar a una misma cosa.
El desconocimiento de esa variedad, en ocasiones, lleva a pensar en la incorrección de determinados términos, cuando ambos son igual de correctos.
Esto sucede, por ejemplo, con los nombres de los jugadores: arquero, defensor y mediocampista o volante, que en el español de España se denominan portero, defensa y centrocampista, respectivamente.
Además, al jugador que en una misma competición mete la pelota (balón) más veces en el arco (portería), se le denomina artillero (goleador) y suele tener muy buena gambeta (regate).
Asimismo, cuando en un partido no es suficiente el tiempo suplementario o complementario (prórroga) para determinar la victoria de una de las escuadras (equipos), se recurre a la tanda de penales (penaltis), en los que más vale no cometer ninguna falla (fallo) grave.
Por otro lado, en América, cuando se alude a la victoria de un equipo en campo contrario se habla de un maracanazo, término que debe escribirse en minúsculas; sin embargo, cuando se recuerda específicamente la victoria de la selección de fútbol de Uruguay frente a Brasil en el estadio de Maracaná en el Mundial de fútbol de 1950, ahí sí que debe escribirse Maracanazo con inicial mayúscula.
En cuanto a los nombres de las selecciones nacionales, muchas reciben nombres populares —la mayoría de las veces tomados del color de las camisetas— que al funcionar como nombres propios deben escribirse con inicial mayúscula, en letra redonda y sin comillas: la Celeste (Uruguay), la Albirroja (Paraguay), la Vinotinto (Venezuela), la Bicolor (Perú), la Albiceleste (Argentina), la Canarinha (Brasil), etc.
No sucede lo mismo cuando el sobrenombre de las selecciones alude directamente a sus componentes: los guaraníes de la selección paraguaya o los charrúas de la selección uruguaya; estos nombres deben escribirse en minúscula inicial y en cursiva o entrecomillados.

Fuente: Fundéu

Read Full Post »

En esta isla de poetas debe ser difícil antologar las mejores poesías de más de dos siglos de literatura. De hecho, antologar siempre es difícil, en tanto deviene un ejercicio de bien precisas exigencias académicas.
Mucho más fácil es seleccionar, pues aquí uno escoge para uno mismo, sin tener que dar demasiadas explicaciones. Eso hizo José Lezama Lima en Una fiesta innombrable. Las mejores poesías cubanas hasta 1960.
El libro es, decididamente, una selección. Estaba apuntada en una agenda que encontró Roberto Pérez León en la montaña de libros de la biblioteca del autor de Paradiso, “un manuscrito que venía a textualizar, de manera precisa, el registro de las preferencias de Lezama en la poesía cubana desde los inicios hasta Orígenes”.
La Antología de la poesía cubana, preparada por José Lezama Lima en 1965, concluía con José Martí. El autor tenía sus razones: “Si continuo en este siglo —le escribía a su hermana Eloísa—, tengo que llegar a nuestros días y esa es una materia muy polémica sobre la cual es difícil hacer juicio. Toda razón de prudencia me aconsejaba detenerme en Martí (…) Si no cuánto poetilla me hubiera zaherido al ver que no lo incluía”.
Pero en la selección que descubrió Pérez León se animó a entrar en el siglo XX y llegar a sus contemporáneos, quizás porque nunca esperó verla publicada.
Ediciones Unión la ofrece ahora, en una cuidadosa edición de Jesús David Curbelo y Misael Verdazco, pródigamente ilustrada por José Mederos Sigler, Mederox.
La de Roberto Pérez León ha sido una labor paciente y minuciosa. En primer lugar, completó la lista de poemas, pues Lezama no había especificado textos de los últimos cinco poetas escogidos: Cintio Vitier, Eliseo Diego, Fina García Marruz, Fayad Jamís y Roberto Fernández Retamar. (más…)

Read Full Post »

Older Posts »